Compartir    
      

Sernac: Bancos se harán responsables por clonación de tarjetas

En el marco de una mediación por la clonación masiva de tarjetas, los bancos deberán pagar el máximo interés por cada día de atraso en el reintegro total de los dineros sustraídos.

Imagen foto_00000001

El Servicio Nacional del Consumidor (Sernac),  informó el cierre de la mediación en la que exigió a los Bancos una solución para los consumidores afectados por el fraude masivo en la región de la Araucanía.

Esto luego de iniciar una mediación con 11 Bancos, tras recibir más de 1.000 reclamos de consumidores que perdieron su dinero producto de la clonación de sus tarjetas ocurrido a comienzos de agosto. Un 42% de las quejas se concentró en la Región de la Araucanía, no obstante, también se recibieron reclamos en la Región Metropolitana (36,8%), y algunos casos en el resto del país. Un 47,8% de los reclamos fueron contra Banco Estado.

Bancos prometieron

- La devolución íntegra de todo lo indebidamente sustraído en 24 horas desde la detección del problema.

- Después de ese plazo, los Bancos a lo menos deberán pagar el máximo interés permitido por la Ley por cada día de atraso en la devolución.

- Cada Banco en forma interna establecerá un mecanismo ágil y eficiente, para analizar los casos especiales donde hubo un daño mayor. Por ejemplo, si un consumidor, al no contar con el dinero de su sueldo no pudo pagar la luz y le cortaron el suministro, la empresa estudiará la forma de compensar las molestias.

-Adicionalmente, todos los Bancos deberán compensar el costo del reclamo, esto es, el equivalente a 0,1 UTM, a quienes reclamaron ante el SERNAC por no haber recibido oportunamente su devolución.

Bancos que no accedieron

Si bien todos los Bancos afirmaron haber reintegrado el dinero sustraído, los Bancos BBVA, Bice, Itaú y Security no se comprometieron a un plazo para ello, ni aceptaron someterse a la auditoría que permite acreditar que las devoluciones se realizaron según lo comprometido, por lo que el SERNAC hará la denuncia a los Tribunales para que las empresas prueben ante la Justicia su cumplimiento.